2/08/2010

PALABRAS: ¿YA DEVALUADAS?

¿La palabras tienen algún siginificado? ¿Tienen algún valor? ¿Todas tienen el mismo significado, el mismo valor o algunas más y otras menos?

Hoy en día me da la impresión de que que para much@s todas las palabras significan o valen lo mismo, es decir, nada.

Da lo mismo decir a alguien: "¿Hola, qué tal? que decir "Te quiero, te echo de menos..." Qué más da, las palabras se las lleva el viento, incluso las escritas, sean por cartas, email o mensajes de texto. Es tu problema si quieres darles más valor del que realmente tienen.

A veces, ¿no os ocurre que os dicen cosas o bien os las escriben y luego sientes que te lo han dicho porque estaban en un momento de bajón, o porque fuera quien fuese se sentía solo y se ha dejado llevar por sentimientos pasajeros y nada verdaderos?

Por ejemplo, los deseos tan famosos que siempre se dicen en Navidad, tales como "Feliz Año, Felices Fiestas, Te deseo mucha felicidad..." no sé tantas veces se escuchan o se escriben en los ya millones de mensajes de texto enviados que  personalmente a veces  me da la sensación de que se dicen por decir. "Bah, es lo que se suele decir y queda bien decirlo"

Eso del "queda bien decirlo" se dirá poco pero se piensa mucho, de hecho seguro que es el principal motivo por el que much@s pronuncian unas u otras palabras sin pensarlas, sin sentirlas, sin pensar a quien van dirigidas, sin pensar en las consecuencias.

Vale, sí, cuando estamos cabreados decimos muchas cosas que no sentimos y hacemos daño a quien más queremos. Yo no me refiero a lo que se pueda decir en un estado alterado, sino a un estado calmado, solitario, alegre..., es decir, momentos en los que somos conscientes o en teoría deberíamos serlo de lo que decimos o escribimos.

Antes pensaba que si lo que dices no lo sientes de verdad era mejor no decirlo, pues al final sólo se consigue - que independientemente de a quien nos dirijamos, independientemente del momento en el que nos encontrmos, independientemente de cómo nos sintamos, ...- usemos unas u otras palabras y que todo aquello expresado esté impregnado de una irrisoria carga emocional de igualar unos sentimientos a los otros, vacíos de toda sinceridad y del valor que en verdad possen.

Con lo cual, a día de hoy y, visto lo visto, poco ya confío en lo que me puedan decir o escuchar por ahí, sea yo el aludido o lo sean los demás. Si se escucahn esas palabras o más bien palabrería redundante, falsa, aburrida... en boca de alguien o se leen en cualquier medio de comunicación hasta hoy existente; seguramente habrá que tomárselo con cierta desconfianza, con bastantes dudas, o mejor aún, quitarle todo el valor que nunca tuvo, pensar: "lo ha dicho por decir", hacer oídos sordos, u olvidar esas palabras como si nunca las hubieses escuchado o leído.

¿Siempre es así? ¿Son vacías todas las palabras pronuciadas o escritas? Seguramente no, nunca se debe genralizar, depende del contexto, de quién te lo diga, de las circunstancias existentes, de lo tarde o sin sentido en que se pronuncien... pero como la duda siempre está ahí, es más acertado quedarse con los hechos.

10 comentarios:

Drea on 8 de febrero de 2010, 1:31 dijo...

En mi caso, siempre digo lo que siento, tanto si sé que va a doler como si sé que puede parecer que hago la pelota. No soy capaz de callar lo que siento. Total, si me callase, mis ojos me estarían delatando igual, así que... Vamos, que no somos todos iguales.

pixel on 8 de febrero de 2010, 13:31 dijo...

Me alegro. Como ya he escrito no siempre hay que generalizar. Donde estén unos hechos...

Montse on 8 de febrero de 2010, 22:54 dijo...

Las palabras no están devaluadas, siguen siendo las mismas y el valor que contienen es, no tanto el que se le da como el que le queremos dar.
Por supuesto hay quien habla por hablar, pero también hay quien habla con el corazón e incluso con la mirada (como Drea) o con un gesto y eso se nota. Es la lectura que hacemos la que otorga la valía a las palabras.
Así, yo siento las palabras y las recibo con la misma sinceridad como cuando las doy, así sin más.

^_^ Besisss

pixel on 9 de febrero de 2010, 0:04 dijo...

Cierto es que a veces unas palabras te pueden levantar el ánimo, o te pueden dar calor pero...
de qué sirven tantas palabras si no van acopañadas de algún hecho, gesto, alguna demostración que no sólo sea eso: palabras que se las lleva el viento

LILIANA G. on 13 de febrero de 2010, 20:55 dijo...

QUE BUEN TEMA, LO IMPORTANTE ES DECIR LO QUE SENTIMOS EN ESPECIAL A LA GENTE QUE AMAMOS, PORQUE SIEMPRE ES HERMOSO RECIBIR UN "TE AMO O TE QUIERO".
COMO TAMBIEN ES IMPORTANTE PENSAR ANTES DE HABLAR, SOLEMOS A VECES IRNOS DE BOCA Y ESO ES JODIDO.
UN BESO DESDE ARGENTINA

pixel on 14 de febrero de 2010, 20:17 dijo...

Sí, es cierto. Muchas veces debemos ser conscientes y consecuentes de lo que decimos y a quien se lo decimos, pues como he comentado antes, unas palabras pueden dar calor, cercanía... pero si después resulta que te das cuentas de que no lo decían de verdad bien porque te lo dicen muchas veces y luego a la hora de la verdad no se manifiesta ese sentimiento de alguna manera como por ejemplo el estar ahí, bien porque quien sea se ha dado cuenta que ha malinterpretado sus sentimientos... puede hacer mucho daño.
Saludos desde España

Cacho Perro dijo...

Pixel, me ha encantado esta entrada, además me encanta la forma en que la has redactado. ¡Enhorabuena!

Fdo.: "Cacho Perro"

pixel on 18 de febrero de 2010, 12:54 dijo...

¿Lo dices en serio?
Me alegro que te haya gustado e igualmente te digo que me hace mucha ilsuión que te pases por aquí y dejes tus opiniones.
Besos

Cacho perro dijo...

Claro que lo digo en serio Pixel, sino no te lo diría! De veras, está muy bien!

pixel on 18 de febrero de 2010, 23:56 dijo...

Pues muchas gracias. Tu opinón es importante para mí y más teniendo en cuenta que tu escribes muy bien

 

pixeladas coloreadas Copyright © 2009 Cookiez is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template