3/21/2010

INSTANTES

Hace ya algunos años, cuando estaba en la Universidad cayó en mis manos un poema de Jorge Luis Borges, Instantes. Cuando lo leí me gusto  tanto que lo pegué en la pared de mi habitación para así recordarme que es lo realmente importante en esta vida, lo importante que son vivir los momentos, en definitiva vivir intensamente y no dejarme arratrar por los malos momento infinitamente.

Pues bien, han pasado los años y al hacer cambios en mi habitación el poema desapareció, no sé dónde lo guardé. 

Ya es hora de que lo vuelva a colocar y el día que tenga que volver a quitarlo me acuerde de llevarlo conmigo.

Además de tenerlo en la habitación, lo quiero tener también en mi blog y cuando no esté en mi habitación al menos que lo pueda tener siempre presente.

Espero que os guste el poema si no lo conocéis ya ,y que os ayude a ver la luz o al menos a sonreír y quitarle importancia a aquello que no la tiene tanto.



Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos,
haría más viajes,
contemplaría más atardeceres,
subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita,
contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños,
si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años...
y sé que me estoy muriendo.

4 comentarios:

Drea on 22 de marzo de 2010, 1:30 dijo...

Qué pasada, no lo conocía y me ha encantado. Creo que hay que tenerlo bien presente, me lo voy a aplicar yo también. Muchas gracias por compartirlo con nosotros.

pixel on 22 de marzo de 2010, 14:13 dijo...

Me alegro que te haya gustado, es un poema que te hace reflexionar y por ello he querido compartirlo pues no sólo en malos momentos hay que tenerlo presente, lo mejor es tenerlo siempre con nosotros.
Saludos

Bruma dijo...

Desconocia este poema. Es uno de esos poemas que parecen que se ha escrito de una forma tan sencilla que parece mentira que sea tan bueno.

Escogiste un buen poema como poster de tu habitación.

Buena elección.

pixel on 26 de marzo de 2010, 15:39 dijo...

Me alegro de que te guste y que tú tampoco lo conocieras pues me encanta compartir cosas nuevas.
Lo cierto es que el poema está muy bien. Como bien dices es sencillo y las cosas sencillas son las que más fácilmente llegan y se recuerdan.
Saludos

 

pixeladas coloreadas Copyright © 2009 Cookiez is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template