2/15/2011

EL RESPETO NO ENTIENDE DE MODERNIDADES

Como algunos recordaréis hace ya casi tres meses, Drea en su entrada de "¡Cómo cambian los tiempos! El contestador de los abuelos  me propuso hablar sobre el tema de la educación que reciben hoy los niños por parte de sus padres. Pues bien, agarraros porque el tema es candente de narices y da para mucho y los que me conocen bien saben que como hable de esto dejo títere con cabeza.

Niños, niñas, repelentes, maleducados, cursis, consentidos, insoportables, gritones, contestones, irrespestuosos, desvalorizadores de cuanto reciben materialemente o sentimentalmente..., padres despreocupados, padres-niños, consentidores, padres televisados, desastrosos, padres más amigos o colegas de sus hijos que padres, padres modernos, padres ciegos, creyentes en la palabra más "absoluta y sincera" de sus hijos,   los padres de ahora... y sicólogos modernitos, sicólogos acérrimos del diálogo, sicólogos antimaltratos a base de una bofetada a tiempo y castigos sin previo diálogo, sicólogos traumatizados por las tortas recibidas en su infancia, sicólogos que que no saben qué decir que no se haya dicho ya y tengan que "aportar" métodos nuevos en la educación... en fin, el panorama es de lo más desolador. Menuda panda, a ver con cuáles empiezo primero pues tanto unos como otros son de lo peorcito o pobrecitos de la vida que es algo que se lleva mucho últimamente.

Bien, me pido empezar por los mocosos. Los niños de hoy en dia lo tienen todo, pero todo, todo, todo. Tienen más que un adulto de hoy en día y más de lo que tal vez tengan cuando ya sean adultos, o sea,  niños más crecidos. Ya en mi época, los mayores decían que lo teníamos todo en comparación con épocas pasadas, que habíamos nacido en una época con  mayor estabilidad, seguridad (en cuanto a guerras, revoluciones, golpes de estado...), libertad. Decían por ejemplo que teníamos más cosas materiales y de mejor calidad y de precios desmesurados. Pero ¿y ahora?, antes todavía se jugaba en la calle y llegabamos a casa con arañazos, piteras, chichones, moratones, magulladoras que con un poco de alcohol y mercromina al día siguiente, bueno que digo, unas horas más tarde ya estabamos tirados otra vez por los suelos. 

Ahora es raro ver a un niño con por ejemplo un monopatín sin unas rodilleras, unas coderas, un casco fashion, moderno, con luces, alcochado por dentro, un cojín en el culo y otro en partes más delicadas, guantes también forrados, tobilleras, vendajes en las piernas o espinilleras... Vamos, para que nos entendamos, es raro ver a niños tipo muñecos de michelin practicando cualquier tipo de deporte o juego aunque sea jugando a las canicas (menudo peligro, te puede saltar la canica fashion, con luces en el ojo o en la nariz y ¡pobrecito!, que se nos traumatiza.

Y en verano, qué pasa en verano, ¿también hay niños-michelin? pues se podría decir que sí. Ahí los tenemos,  niños con bañadores más caros que los de los padres, pues son bañadores de la peli de los cars o las niñas con bikinis de princesas o supuestamente diseñados por algún actorcillo famoso tipo High School Music. Ahí están, en la pisci o en la playa con unos chalecos y unos manguitos en cada uno de su brazos y por supuesto a la vez  en brazos de sus padres pues no hay mayor seguridad que unos progenitores entregados a sus hijos, que prefieren tenerlos bien agarraditos que cogerlos y tirarlos al agua, que traguen na un poquito de agua salada o con cloro y del susto del primer momento espabilen y aprendan a nadar. Pero claro, ¡ay!, del que se le ocurra hacer una barbaridad así, que lo denuncia el sicólogo antitraumas de turno y en menos de lo que canta un gallo se presenta los asuntos sociales y te cae la del pulpo y no precisame el pulpo Paul.

Ah, aprovecho ahora que estaba escribiendo sobre los trajes de baño para comentaros algo que siempre me ha llamado la atención y es el por qué las niñas que no tienen pecho, es decir,  que no se han desarrollado  llevan biikini. No sé, me parece un poco absurdo e innecesario. Parece como si las madres quisieran que sus hijas vistan como mujeres cuando todavían son niñas y encima maleducadas


Pero tampoco todos los padres son tan protectores. Nooo, aquí lo que se lleva es pasar de un extremo a otro. Es decir, o se es un mega guardaespaldas y atosigador de los hijos o se pasa de ellos y que los cuiden y echen un ojo los demás que estamos en un bar tan tranquilos intentando entablar una conversación con nuestros amigos a la vez que escuchamos el griterio de los niños y a la vez que tenemos que correr nuestra silla para que éstos puedan jugar con los cochecitos. Eso si no tenemos que esquivarlos, no vaya a ser que nos tiren el vasito de zumito, batido o de lo que sea, y claro a ver quien le dice: "Niño, estaté quieto de una puñetera vez" .

Eso, a ver quien  dice algo sin que te salte la madre o el padre coraje en defensa de su santo, pobrecito mocoso que por estar sentada justo en ese sitio le has estorbado y por eso te ha tirado la coca cola encima del vestido o del pantalón. Es quéeeeeeeeeeeeeeeeeee, los niños necesitan espacio para jugar, y por su comportamiento sobradamente justificado- pues se trata de un niño, un niño maleducado pero en definitiva un niño que lo lógico es que se comporte como un salvaje y esté por encima de los adultos- lo que menos necesitan es que les griten y les den un cachete. Ante todo, PACIENCIA, DIÁLOGO y COMPRENSION, eso por nuestra parte porque para nada ellos tienen que mostrar esas actittudes o comportamientos hacia nosotros, ellos no son los egoístas, no, que quede claro.

Y tras años de entrega hacia esos querubines, tras comprarles el último modelo de camiseta, móvil (pues desde lo cincos años si no antes ya tienen uno, pues mantenerse comunicados es fundamental), videojuego, consola, faldita etc; existe la posibilidad y que cada año que pasa se convierte en una realidad incontestable,  que esos niños tan pobrecitos, eso cariñitos, corazoncitos, amorcitos (no estoy criticando el uso de esos vocablos si no más bien su uso excesivo e inapropiado en situaciones en las que no corresponde decir: "cariño, ¿te has hecho daño al atropellar a esa señora que no se ha molestado en apartarese para que tú pudieras montar por donde te saliera de la real gana?, ¿eh?, ¿te has hecho daño? besitos, besitos, mua, mua, señora y bici tonta",sino que lo que se debería es regañar al niño con el correspondiente castigo y así hacerle entender qué cosas están y qué otras están sujetas a una palmadita en la espalda y no a comprar el último modelo de ordenador por arreglar el cuarto, por ejemplo). 

Lo que decía, que puede ocurrir que el día de mañana esos cielitos sean unos adolescentes encabronados con la vida, con sus padres (sin motivo aparente, vamos sin motivo) y qué crean que tienen el derecho de insultar a sus progenitores y a todo aquel que le lleve la contraria, con derecho a no hacer nada, ni estudiar, ni trabajar, sólo salir de fiesta, emborracharse, follar y  traer más niños al mundo y que los cuiden sus viejos, a dar de vez en cuando a su padre o madre algún que otro empujón o bofetada que no recibieron ni reciben por parte de ellos. En definitiva, a creerse con derecho de dar por culo y tratar como don nadies  a los demás porque ellos piensan que sí lo son, que son alguien, que están por encima de todo y de todos aunque a la hora de la verdad recurran otra vez a la faldita de su mami o al pantalón de su papi para que les paque la multa de coche, el cristal del vecino que han roto, o rellenen por ellos la solicitud de ingreso a la universidad porque no entienden lo que pone en dicho documento.

NO PROBLEMA, TÍO O TÍA, si tu hijo es un poquito rebeldito por no decir un pedazo cabronazo, tenemos a la super nani para que vaya de casa en casa a ayudar a los papis modernitos a meterlos en cintura y a retrasmitir las magistrales y desconocidísimas lecciones de educación en la televisión y así los que están en la misma situación sigan sus consejos y los demás  nos enteremos  y seamos testigos del gilipoyismo y tontería que tienen los padres. 

VER-GÜEN-ZA!!!! Me da vergüenza ajena. Yo me pongo en situación y para nada me gustaría que toda España (si no se transmite en otros países) vieran que necesito la ayuda de una desconocida para que me ayude a enseñar a mi hijo a guardarme un respeto porque yo no he hecho mis deberes desde el principio ya que no sabía que el tener hijos conllevaba una responsabilidad. O sea, porque creía que lo de tener hijos era como comprarse un coche, le hago casito de vez en cuando, sigo con mi vida de soltera o casada, de cañas con mis amigos y el niño si lo cuidan supuestamente los demás de qué  me tengo que preocupar yo. Además si los consejitos de los sicólogos expertos en tales materias se fundamentaban en el diálogo con ellos, no entiendo cómo puede ser que mi hijo no me respete. A lo mejor tal vez la clave estaba en que tenía que haber hablado más de un minuto con él/ ella y no darle en seguida lo que quería por no escucharles más. Tal vez el kit de cuestión sea eseeeeee.

Y si los nenes ya están un poco más creciditos, igualmente no hay problema, los llevas al programita éste de la sexta: "Generacion NI-NI" (suena hasta rídiculo) y ahí con dos sicologos guays del paraguay, mega chulis y que la primera vez que los ví los pensaban que también eran las cobatillas del programas, convivirán con ellos para ayudarles a retomar las riendas de su vida a todos los niveles. Qué bien suena. Pero... ahora que pienso, no sé que fue de aquel programa, yo es que sólo vi la cuarta parte del primer programa y ya no volví a verlo más. Alguien ¿sabe si eso llegó a buen puerto?. La verdad es que yo no lo he vuelto a ver anunciado este año como si pasa con el gran hermano interminable.


Yo no tengo hijos ni quiero tenerlos, tampoco me voy a casar, no creo en el matrimonio pero aún que lo hiciese soy consciente de que por ello, por contraer matrimonio no tengo porque tener familia. Nooooo, en serio, no hay obligación. Por tanto, para tenerlos y pasar de ellos como de comer mierda o atosigarlos con mariconadas y que luego no sepan valerse por sí mismos, para eso no los tengo. 

Y más de alguno me dirá que cómo me atrevo a hablar de tal cuestión si no me encuentro en dicha situación, si no tengo ni idea de lo que se siente cuando una persona sale de mis entrañas, si no me he puesto manos a la obra con la responsabilidad que conlleva el afrontar una situación de ese calado. 

Pues bien, porque no tenga hijos no quiere decir que no pueda tener mi punto de vista y analizar tales hechos y más cuando considero que me siento afectada en tanto en cuanto convivo con esos pequeños duendes (también soy capaz de mostrar cierta ternura hacia ellos) y con sus "adultos" padres ya que tengo como el resto que aguantar situaciones que en épocas pasadas no se daban por el simple hecho de que antes se era más respetuoso con los demás, más responsables y más conscientes del deber que cada uno tenía consigo mismo y con los que le rodeaban. 

Esto es algo que directa indirectamente nos afecta a todos y por ello considero que tengo derecho a opinar como el resto. E igualmente me podrán decir que si, que opine, pero que no dé lecciones de cómo educar a los niños. Y no lo pretendo, no tengo un master ni nada por el estilo pero aún así creo que no me equivoco al afirmar que con  actitudes tipo viva la pepa y que el asunto se nos vaya de las manos el panorama actual no pinta muy allá. Tal vez, soy un poco chapada a la antigua pero realmente creo que la disciplina en su justa medida es mejor que la ausencia total de ella. Ya lo decía Aristóteles, el término medio existe. 

Ni se trata de darles todo lo que pidan ni tampoco de maltratarlos con abusos, insultos o ignorarlos por completo. Pero ese es el problema, que estamos siempre en los extremos, siempre pasamos de un extremo al otro y el punto medio lo dejamos de lado. Viendo tan desastrosos resultados creo que intentar llegar a una postura intermedia no estaría demás y los resultados creo que serían intermedio y no extremistas como nos pasa en muchos otros aspectos de nuestra vida.

Y qué quede claro que aún así con cierta disciplina los hijos pueden salir "ranas "y no lo digo porque no hagan la carrera que sus padres se empeñan en que deberían estudiar o los pasos que según muchas veces los adultos piensan que son lo correcto o que el chico o la chica elija como pareja a alguien que no guste o sea homosexual o lo que sea. Si no que los hijos tengamos, 5,20,50... años damos disgustos, hijos o padres. No existe una fórmula o pócima milagrosa con la que tener una famila tan buena y perfecta como la de la pradera. En todas las familias se cuecen habas incluso en ésta última, la familia de la pradera.


Así es que,  si te apetece estar en la cafetería con tus amigos y resulta que tienes hijos pequeños pues llevalos contigo (todos tenemos derecho a disfrutar de los espacios abiertos o cerrrados) pero sé consciente de que seguramente tengas que regañar a tus hijos para que se porten bien o no molesten, o si no tendrás que estar en el parque y pasar de la cañita, el cafecito y tomártelo en tu casa o en el McDonald´s, consciente que debes ser tú la que esté pendiende de ellos y no los demás. Y si no te gusta la idea, tal vez replanteaté tener familia para más adelante, cuando no te importe ser tan egoísta para ti mism@ en favor de tus hijos.


Mi madre siempre me dice la de tardes con calor o sin él que se chupó con otras madres para que mi hermano y yo pudiésemos jugar con otros niños, la de veces que se turnaba con mi padre para ir al cine con nosotros o llamaba alguna vez que otra y no todos los días a la chica para poder ellos ir al teatro, al cine o a lo que fuera. Como nos llevaban consigo a los viajes... sin tirar de los abuelos cada dos por tres y cómo por ejmplo, en esos viajes alguna vez que otra, cuando eramos pequeños, casí uno bebé respeto al otro, mi padre se iba a comer sólo al restarurante de carretera y luego iba ella para poder comer tranquilamente y no molestar a los demás, porque no se puede comer y a la vez mecer al bebé en brazos. 

Bueno, y la de veces que nos regañaban  o nos castigaban sin televisión durante días y no cinco minutos y te perdono como se hace ahora. Y aquí estoy, con todos vosotros compartiendo mis pixeladas sin trauma alguno y respetando a mis padres, sin tener por que insultarlosy menos agredirles. Que me enfado con ellos, pues claro y quien no. Que les respondo desde el respeto cuando no estoy de acuerdo con ellos, pues también. No tengo miedo a hablar con ellos a  causa de las bofetada que pudiera recibir. Tampoco es que lo hable todo pues me gusta tener mi intimidad y compartir mis pensamientos, ideas o sentimientos con otras personas pero si hay algo que no me gusta o me gusta lo digo y punto. 

Creo que ya he escrito todo o casi todo lo que pienso del tema, tal vez me deje algo en el tíntero  que si me apetece comentaré en otro momento  o directamente en los comentarios, pero la idea general está expuesta. Solo queda que vosotr@s os animéis y querráis compartir vuestras opiniones. 

Un abrazo pixelado

6 comentarios:

Drea on 15 de febrero de 2011, 16:16 dijo...

Uf! Peliagudo tema el de la educación infantil. Es que me parece tan, tan difícil educar hoy día...

Por un lado está el sistema educativo reglado, que es para echarse a llorar, temblar, gritar, lo que quieras menos confiar en él. Y soy educadora, pero es que esto es una lástima. Hablando, por supuesto, de España.

Por otro lado la incorporación de la mujer al mercado laboral. Que nadie me tache de machista, por favor, porque no es eso, pero antes la mujer cuidaba a los hijos y ahora, como es necesario trabajar los dos miembros de la pareja porque no se llega a fin de mes, los niños los cuidan otros y para cuando llega el fin de semana y los padres ven a los niños, les da apuro reñirlos. Al final del día a día están tan agotados que apenas hacen caso a sus hijos (benditos cantajuegos). No quiero generalizar, sólo hablo de lo que veo a mi alrededor. Seguro que hay quien se apaña de verdad.

Pero qué vamos a esperar si los hijos en muchas ocasiones se tienen porque "es lo que toca", sin asumir siquiera si se quiere o si se es capaz de criarlos como es debido.

Y luego claro está, esto es el tema de la manzana podrida. Los niños malcriados "estropearán" a los educados (todo lo malo se pega). Si educas bien a tu hijo ya se encargarán sus compañeros de colegio de marginarle por gilipollas. Por no estar enganchado a la consola o a padre de familia. Espantoso.

A lo mejor en otros países no es así, pero hoy por hoy en España... qué miedito.

pixel on 15 de febrero de 2011, 16:49 dijo...

Es verdad que antes la mujer se quedaba en casa y todo solucionado peor las cosas cambian, algo bueno pues peor sería que se estancaran, con lo cual no queda más remedio que ingeniárselas. Es cierto que decirlo es muy fácil y hacerlo es otra pero también es cierto que no se pude traer críos a tontas y a locas porque es lo "normal" cuando dos personas se casa, conviven o lo que sea. Hablo de forma general y no lo hago extensible a todos pues hay otras muchas parejas o familias monoparentales que tienen hijos siendo consecuentes y sopesándolo todo y se compromente al 100% y para nada descuidan la educaión.

En cuanto a lo de las manzanas podrídas sí que las relaciones con los demás nos influyen pero si hay una buena base en la familia yo creo que cuestiones como el respeto no tendría porque perderse. Creo, tampoco lo estoy afirmando con total seguridad.

Todos, de pequeños hemos llegado del cole soltando algún taco y a dia de hoy hablo por mi y digo que no soy una meleducada para expresarme estoy todo el santo día con las palabrotas en la boca.

Mi opinión es que la sociedad influye pero aún más la educación que haya en el seno de una familia.

Besos

Tempestad dijo...

Te habras quedado tranquila ¿no? nos sueltas un monton de parrafos y encima lo tenemos que leer ¿Pero que castigo te hemos hecho para que nos haga leer semejante entrada? :D:D:D:D:D:D:D Espero que con esta entrada te hayas quedado agusto, porque si no, no tiene gracia.

Y despues de la broma sobre lo extenso yo no voy a entrar en educacion o enseñanza, eso es algo que afecta a cada una de las familias españolas, es muy bonito eso que dicen que a los hijos hay que educarlos asi, asao o de esta manera, en la teoria todos somos unos padres, unos educaciones excelentes,.... la practica es una aventura que solo es otorgada a aquellos que decidieron tener hijos.

Por todo lo demas, felicitaciones por atreverte a meterte con los crios :D:D:D:D:D:D:D:D anda que ya te vale¡¡¡¡¡¡¡

un abrazo pixel.

Montse on 15 de febrero de 2011, 22:26 dijo...

Es lamentable la falta de respeto que existe hoy en día, tanto por los niños como por los padres de esos niños.
¿Qué tendrá que ver que las mujeres trabajen fuera de casa para que no exista respeto?
Las mujeres han trabajado siempre, en el campo, en el hogar y en otros hogares ajenos (habían criadas, doncellas, amas de llaves, institutrices, cocineras, lavanderas, todas empleadas del servicio) y no creo que sus hijos estuvieran maleducados. Ese no es el problema, esa es la escusa.
El problema es la sociedad, que ha consentido la mala educación, aunque debería decir "hemos" ya que la sociedad somos todos. ¿Cómo ha sido?, pues eso no lo sé, pero el resultado está a la vista.
Lo que me preocupa es como podemos resolverlo ¿alguien lo sabe?
Un gran tema, Pixel, algo que nos importa a muchos y que sufrimos todos.

Besos.

pixel on 16 de febrero de 2011, 0:18 dijo...

La verdad es que sí me he quedado a gusto pues hacía ya tiempo que me apetecía escribir una entrada de este tipo.
Sobre la educación reconozco que puede entenderse mi actitud como un poco de sabionda dando lecciones de cómo educar a los hijos cuando ni yo he experiementado dicha situación, no lo he pretendido pero es que es más que evidente que las cosas tal y como se hacen no están saliendo bien y eso es algo que nos afecta a todos.

Sí, la educación corresponde a los padres y no a los profesores o a los abuelos o a quien sea pero los medios de comunicación por ejemplo en parte también influye o por ejemplo los casos de acosos escolar que en algunos colegios directores o profesores desconocieran y no tomaran parte resulta extraño.

Creo que es algo en lo que deberíamos implicarnos todos aunque por otra parte si lo piensas a ver como vas tú a meterte en la educación del hijo de tu vecino pero si somos los primeros que denunciamos un maltrato hacia algún menor y tomamos parte en el asunto en esto también se debería, creo yo.

Las felicitaciones vienen en el sentido de "en menudo embolao te has metido como una jauriga de niños se meta en tu blog y te lo bloquee jejejjeje, correré el riesgo.

Un abrazo

pixel on 16 de febrero de 2011, 0:35 dijo...

Pues sí Montsé, excusas o explicaciones puede haber muchas pero a día de hoy lo que nos interesa son las soluciones. Una profesora de lengua nos decía siempre: "Excusas ningunas, soluciones todas"

Cómo solucionarlo pues por ejemplo con campañas publicitarias, ¿no las hay con el tema de los accidentes de coche o maltrato o de un sin fin de temas?, pues los medios tienen mucho poder.

Por ejemplo si unn padre regaña a su hijo por algo que está mal no llegar los demás y decir, !ay, pobre niño¡

No sé, tiene que salir de todos e involucrarnos todos.

Un beso

 

pixeladas coloreadas Copyright © 2009 Cookiez is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template