2/27/2013

TRASH O REYES DE LA BASURA

Hace unos meses que comenzé a leer uno de los dos libros en inglés que tengo para este año. Se trata de Trash, del autor Andy Mulligan. Aunque es un libro de literatura juvenil y pueda parecer que nos queda pequeño (en inglés desde luego no porque el vocabulario y muchas estructuras se las traía) cuenta una historia que es tanto para adolescentes como para adultos, una historia ficticia pero que podía ser real o al menos sino los hechos que se cuentan sí las circunstancias en las que se desarrolla. Una vida dura, triste que por desgracia muchos niños sufren en sus respectivos países.

Me gustó la historia por la intriga de conocer el puzzle que envuelve a los personajes en una situación en la que sus vidas están en constante peligro pero que aún así se unen como una piña por descubrir la verdad. 

Curiosidad y al mismo tiempo mucha rabia y coraje por las injusticias que viven los personajes pero más aún de saber que eso es así y que de hecho se da en la actualidad. 

Cuando lo terminé el sentimiento con el que fui a la cama es que mientras yo esa noche y siguientes dormiría caliente, un niño en la India dormiría esa noche y siguientes en un vertedero y es cuando te das cuentas de que por muy mal que estén las cosas en el fondo somos unos afortunados.

Tampoco estoy dando a entender que no tenemos derecho a quejarnos, sufrir o llorar pues las comparaciones son odiosas y no consuelan a nadie pero sí que es verdad que nuestra realidad es mucho mejor.

Estamos en tiempos de crisis, de crisis inexistente por la sencilla razón de que así lo quieren nuestros políticos. Lo quieren y lo permiten. Lo permiten porque ellos se ha llevado todo el dinero, toda la riqueza se la han repartido entre unos pocos chorizos- así huele de mal este país -y los demás que se jodan, que se suiciden si quieren pero a ellos que no les toquen. 

Qué poca vergüenza. Con todo ese dinero se podría solucionar muchas cosas e incluso podríamos vivir con menos comodidades a cambio de que el resto del mundo también pudiera vivir dignamente. 

Pero vuelvo a repetir, estamos así porque los poderosos de mierda (pues no valen ni un pimiento) lo quieren así y hay pobreza y la seguirá habiendo porque no interesa que no la haya. Para mantener un nivel de vida altísimo antes otros no tienen que tener vida, antes otros son los que tienen que estar debajo y por tanto ser pisoteados. 

Igualmente en este libro queda reflejado la importancia de la amistad. De como uno protege a sus amigos por encima de todo, de cómo se escuchan y se apoyan los unos a los otros. Una conexión tan fuerte que por muchas dificultades no se rompe sino que se afianza aún más.

Si tenéis tiempo yo os recomiendo que la leáis y para los que no sabéis inglés, tenéis la opción de leerlo en español con el título de Reyes de la basura.

2 comentarios:

María Valiente on 3 de marzo de 2013, 14:38 dijo...

Siempre he pensado que la medida de las emociones es muy relativa, es decir, lo que para ti es importante, lo es, y punto, no se debe desprestigiar en relación a lo que es importante para otros, porque además, cada uno tiene el rasero donde lo tiene y de hecho a lo largo de nuestra vida ese rasero va cambiando (que se lo digan a los niños pequeños que lloran por todo y luego de adultos ni se les ocurre llorar por esas cosas). Tampoco digo que haya que ser insensibles con las cosas que suceden al otro lado del mundo, y creo que me estoy explicando fatal, pero es cierto que a lo mejor ellos lo viven de otra manera. Muy difícil debatirlo por aquí, al menos para mí, Pixel.

pixel on 5 de marzo de 2013, 13:31 dijo...

Tal vez lo vivan de otra manera o porque sencillamente no les queda otra o más no les dan opciones. Es una pena esta humanidad, vamos de mal en peor.

Un saludo

 

pixeladas coloreadas Copyright © 2009 Cookiez is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template