12/12/2014

PIPINO LULA KOFI

Hace unas semanas mis amigos y yo fuimos a celebrar un bautizo en el campo. No fue un bautizo cualquiera ni tampoco típico. Fue el bautizo de mi Pipino Lula Kofi, el gusiluz que di a luz y nunca mejor dicho el 5 de noviembre de este año.

Todo empezó allá por el mes de agosto. Estaba yo estudiando mi oposición, cuando de repente una paloma se posó en el alféizar de mi ventana. A los pocos segundos, empecé a notar ciertas molestias en mi tripa. Cuando miré, salían de ella destellos de luz multicolores. Qué fenómeno más bonito.

El caso es que ha sido un embarazo un tanto peculiar no solo por la concepción sino por su desarrollo posterior. Ya que tan pronto mi barriga encogía y no se notaba nada como de repente se agrandaba. Además, su duración ha sido corta si lo comparamos con los embarazos típicos. Unos tres meses más o menos. Y de molestias, nada de nada.

Entre unas cosas y otras no he podido compartir la noticia hasta ahora y no porque mi Pipino me de trabajo, todo lo contrario, es muy bueno, pero la oposición..., esa sí que me quita tiempo.

Al poco mes de su nacimiento, nos pusimos de acuerdo y finalmente pude celebrar el bautizo con mis queridos amigos. No todos pudieron venir al no poder compaginar sus agendas pero igualmente lo pasamos bien.

Quedamos por la mañana temprano para comprar todo lo necesario para hacer una barbacoa. Al llegar al sitio elegido, Deditos se puso manos a la obra para preparar la mencionada barbacoa. Pero resulta que el día anterior llovió, y luego hacía un poco de viento. Cambiamos por tres veces de barbacoa y mientras, los demás picoteábamos de aquí y de allá al mismo tiempo que todos querían hacerse una foto con mi gusi.

Cierto es que entre el viento, la lluvia del día anterior y el carbón que por lo visto no era muy allá tardamos en comer y fue más bien poquito. No obstante, lo pasamos bien. Jugamos un poco al badminton y al ping pong, pues que menos que la madre del peque se llevara unos juegos para entretener a los invitados.

Ese día nos hicimos varios selfish y uno de ellos lo titulamos como "Las barbacoas del hambre"

Tras terminar de comer, antes de que nos cayera la noche encima, rápido y sin apenas pestañear bautizamos al peque. El padrino fue mi gran amigo Cacho Perro y la madrina iba a ser Paula pero al no poder asistir, Laura fue la elegida para ejercer el madrinazgo por poderes.

Cuando terminamos, nos dirigimos a un bar a tomar algo caliente. El camarero nos ofreció una bandeja de churros y todos gustosamente cogimos uno, pero solo uno y que se dé el camarero con un canto en los dientes pues, aunque la mayoría se lo comió a duras penas, yo nada más saborearlo, lo tiré a la basura. ¡¡¡Sabía a calalmares!!! Qué asco. Mira, que si a las 14.00 h de la tarde me ofrecen un churro con sabor a calamar, a lo mejor no le hago  tanto asco porque es hora de comer pero a las 19.00 de la tarde, hora de merendar, ni de broma. 

Menos mal que fue un lamentoncillo pues mi pobre Cacho Perro tuvo el resto de la tarde el estómago revuelto y seguro que fue por el asqueroso churro que ingirió.

Finalmente, deciros que no comparto la idea de publicar las fotos de los bebés por internet, cada cual es libre de hacer lo que quierea y como Pipino es mío, si alguien tiene curiosidad por ver su carita, que me lo diga y se la mando por email. Es de lo más cuqui, pero es que ha salido a mi, jejeje.

7 comentarios:

hiro on 13 de diciembre de 2014, 18:01 dijo...

jajaja "Las barbacoas del hambre". ¡Que bautizo más original y que niño tan "deslumbrante" tienes! XD
¿Churros con sabor a calamar? ecs!! queremos ver la foto de tu retoño! jaja
Feliz finde pixel :)

pixel on 13 de diciembre de 2014, 18:18 dijo...

Muchas gracias, Hiro.

Ahora mismo te mando las fotos a tu correo.

Un beso

pixel on 13 de diciembre de 2014, 18:21 dijo...

Hiro, no puedo acceder a tu correo. Te dejo el mío para que me mandes tu dirección, si no es molestia.

pixelcoloreado@gmail.com

Montse Martínez Ruiz on 14 de diciembre de 2014, 19:21 dijo...

Jajaja, qué divertidas tus aventuras, Pixel!!
Besitos.

Anónimo dijo...

¡Qué buen bautizo pasamos!
Me ha gustado mucho este relato, pixel.

Saludos, tu cacho perro.

pixel on 18 de diciembre de 2014, 23:37 dijo...

La verdad es que no puedo quejarme, jejeje.

Un beso

pixel on 18 de diciembre de 2014, 23:41 dijo...

Cacho Perro!!!!!

Que ilusión tu presencia por aquí. La verdad es que sí que lo pasamos genial y es que con los amigos y con poco más sabemos divertirnos a los grande y quedarnos con muy buenos recuerdos.

Un beso

 

pixeladas coloreadas Copyright © 2009 Cookiez is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template